Las opciones de rotación en el cultivo de verduras

rotacion cultivo

Para cuidar la fertilidad y salud de los suelos es imprescindible aprender a rotar los cultivos. En principio, hay que comprender que existen diversos tipos de plantas que se agrupan del siguiente modo :

  • Las legumbres o leguminosas, por ejemplo : habas, guisantes, judías.
  • Los cultivos de bulbos o liliáceas, por ejemplo : Ajo, cebolla, puerros.
  • Las verduras de fruto del tipo solenáceas : tomate, berenjena, patata y pimientos.
  • Las verduras de raíces o brasicaceas, por ejemplo : zanahorias, rábano, nabos.
  • Las verduras de fruto del tipo curcubitáceas : pepino, calabaza, calabacín, melón, sandía.
  • Las verduras de hoja : lechuga, espinaca, col, hinojo.

No contamos con los cereales en este caso, pero si se quisieran plantar, deben tratarse como otro tipo de cultivo que tampoco debe repetirse año tras año sobre el mismo terreno. Normalmente para los cereales el tipo de cultivo precedente son las legumbres.

Dos consejos fundamentales para hacer correctamente la rotación de cultivos de verduras, cereales y legumbres.

Primer consejo 

No cultivar dos veces en el mismo terreno una verdura similar, del mismo grupo de tipo de cultivo presentados arriba.

Segundo consejo 

Aprender los tipos de cultivos y las familias de plantas. Las rotación de las verduras se entiende y se basa en estos grupos de verduras.

Ejemplos de rotación

Por ejemplo, cuando se plantan las legumbres como las habas o los guisantes, a continuación se deben plantas las verduras de bulbo, ajo, cebolla puerro.

Tras las verduras de bulbo se plantarán las solináceas, es decir, tomate, berenjena, patata y pimientos.

Después se plantarán las verduras de raíces o brasicaceas, es decir, zanahorias, col, rábano, nabos,

Y por último, en este ciclo de rotación de ejemplo, se plantan las verduras cucurbitáceas, es decir, pepino, calabaza, calabacín, melón, sandía.

¿Porqué es tan necesaria la rotación de los cultivos?

Existen diversas razones. Una de ellas es que cada familia de plantas intenta apoderarse de un terreno emitiendo ciertos tipos de toxinas en las tierras con la finalidad de colonizar y evitar la progresión de las otras plantas en su terreno.

Por otra parte, una misma familia de plantas es atacada por ciertas familias de insectos y parásitos, e incluso enfermedades nacidas de virus o bacterias. Al realizar la rotación se evita así que estos insectos o enfermedades profiferen.

Y por último, cada planta toma del suelo ciertos elementos específicos. Cultivar esta variedad de plantas permite que la tierra se recupere y beneficie de los aportes de ciertas especies. Por ejemplo, las leguminosas fijan el nitrógeno en el suelo.

Ilustración con ejemplos de rotación por grupos de cultivos / familias de plantas

rotación cultivo verduras
Ilustración con los tipos de cultivo que se pueden rotar

Por último, es también aconsejable dejar en barbecho las tierras que puedan haber sido agotadas por un cultivo y hacer un abono verde, que se puede aprender en este tema: Abono verde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.