Vida en la tierra

Los ajos

Allium sativum

La planta del Ajo

Los ajos rojos

NOMBRE CIENTÍFICO: Allium sativum

Allium proviene de la lengua celta y significa "quemar", en referencia al fuerte olor acre de la planta). Sativum, del latín, significa cultivado.

Nombres en diversos idiomas:

  • Español: Ajo
  • Inglés: Garlic
  • Francés: Ail
  • Alemán: Knoblauch
  • Italiano: Aglio
  • Latín:Allium

DESCRIPCIÓN

¿Cómo es esta especie?

El género Allium es el grupo de las cebollas, ajos, puerros y cebolletas. Existen alrededor de 1.250 especies en este género.

Los ajos son platas bulbosas, es decir, tienen bulbos subterráneos que almacenan sus nutrientes. El bulbo forma una cabeza con los gajos o ajos, llamados dientes. La cabeza contiene entre 6 y 12 dientes, que están cubiertos por una fina capa de color rojo o blanco, por lo que se diferencian entre los ajos rojos o colorados y los ajos blancos. Cada uno de estos ajos o dientes puede dar origen a toda una nueva cabeza al ser plantados en tierra.

Plantación de ajos

Plantación de ajos.

Los tallos son finos, pues la planta no alcanza más de 30 cm de longitud, aproximadamente, sin flor. Tiene unas largas hojas planas y delgadas.

Las raíces bajo el bulbo son finas y pueden llegar a ser muy largas.

Flores

La flor de la planta del ajo crece en su extremo superior, en lo más alto del tallo. Primero brota una cubierta redonda donde dentro se va desarrollando, llamada espata. Durante la floración, la espata que proteje los pequeños bulbos de las flores, se rompe y surge toda la cabeza de la flor. Estas flores son blancas con cierto toque de color rosado o violeta.

Cabeza con la flor del ajo

Cabeza con la flor del ajo.

Pequeñas flores del ajo

Detalle de las pequeñas flores de la planta del ajo.

El ajo cultivado, ha ido perdiendo su capacidad reproductiva sexual, son estériles, y se reproducen por la propagación vegetativa, es decir, por medio de los dientes de ajo plantados por el ser humano.

Tabla nutricional

Ajo crudo: 100 gramos de ajo contienen:

Energía 150 kcal 620 kJ
Carbohidratos 33.06 g
 • Azúcares 1.00 g
Grasas 0.5 g
Proteínas 6.36 g
Niacina (Vit. B3) 0.7 mg (5%)
Ácido pantoténico (B5) 0.596 mg (12%)
Vitamina B6 1.235 mg (95%)
Vitamina C 31.2 mg (52%)
Calcio 181 mg (18%)
Hierro 1.7 mg (14%)
Magnesio 25 mg (7%)
Fósforo 153 mg (22%)
Potasio 446 mg
Selenio 2 µg
Sodio 17 mg (1%)
Yodo 4,7 mg
Zinc 1.16 mg (12%)
%CDR diaria para adultos.

VIDA Y CULTIVO

¿Cómo viven y se cultivan los ajos?

El ajo necesita un suelo con nutrientes, fértil. Es aconsejable que la tierra esté suelta y añadir un buen compost.

Brote del ajo

Ajo plantado en tierra con el brote verde ya salido.

A los ajos tiernos, que no se han secado, les brota en poco tiempo este pequeño tallo desde donde crece la planta.

A los ajos les gusta mucho sol y agua, en temperaturas cálidas de primavera. En unos tres meses la planta ya ha crecido totalmente. Cuando ya termina su ciclo de vida, las hojas del ajo se secan. Entonces, se observan sus bulbos y cuando las cabezas de ajo están lo suficientemente grandes y los ajos están hechos, ya pueden recogerse.

Algunas recomendaciones:

El brote de la flor del ajo, que se corta, es considerado una delicia en muchas partes. Se recomienda hacer ensaladas con él.

Ajos colgados

Tras recoger los ajos, para su conservación, se atan manojos y se dejan colgando. Así no les ataca tanto la humedad.

HISTORIA

El ajo se consumía y utilizaba como medicina natural ya en el tercer milenio a.C., en la India y el Antiguo Egipto. En Grecia y Roma el ajo se consideró un potente afrodisiaco y, en la edad media, se usaba el ajo para librarse de brujas, vampiros y malos espíritus.

Hoy en día, los mayores productores del ajo son China, India y Egipto.