Vida en la tierra

Alimentos envasados

Recetas para hacer conservas de alimentos

Cómo envasar los alimentos

Estirilizado al baño maria

El envasado es un método para conservar alimentos consistente en calentarlos a una temperatura que destruya los posibles microorganismos presentes y sellarlos en tarros, latas o bolsas herméticas.

Escoger bien los frascos de cristal

Un buen frasco de conserva debe tener una tapa que cierre herméticamente, capáz de resistir el vacío y de modo que la tapa de metal cerrada no toque el contenido del tarro, lo que se consigue con el buen diseño del tarro. Algunos frascos tienen una anillas de goma que hacen el cierre más hermético.

Cómo realizar el proceso de envasado

Se utilizará un gran recipiente metálico para poner en el fuego y calentar los frascos. Para que los frascos no lleguen a tocar el fondo del recipiente metálico se puede poner una toalla o una tabla en este fondo y poner encima los frascos. Hay recipientes con un doble fondo diseñados para esto.

Los alimentos que vayamos a conservar deben quedar bien apretados en el frasco, eliminando las burbújas de aire con suaves golpecitos en la base del frasco.

Método del baño María

Se ponen los alimentos en los frascos en salmuera o almíbar frío. Se llena el recipiente con agua y dentro los botes rellenos y cerrados. Según qué alimento contienen se calientan hasta que llegue a una temperatura de unos 90ºC y se deja así más o menos tiempo.

Tiempos necesarios de calor según los alimentos a envasar

A continuación se definen los tiempos de cada alimento:

Si son frutas pequeñas como manzanas a láminas, moras, frambuesas, grosellas, etc, serán unos 90ºC durante 2 minutos.

Si son frutas con hueso como ciruelas, cerezas, etc y cítricos como naranjas, serán 90ºC durante 15 minutos.

Si son tomates necesitan 90ºC durante 30 minutos.

El almíbar de azúcar no se utiliza con los tomates pero si con las frutas. Esto hace que se conserven mejor y más dulces. Con agua sólo también funcionará.

Las hortalizas no se envasan bien, pues pierden su sabor. Es mejor utilizar otros métodos.

Tarros de conservas