Vida en la tierra

La molienda de los cereales

Tipos de molinos para obtener harinas

La molienda y los molinos

Molino de muelas

Moler los granos de los cereales no es complicado realmente. Para obtener una harina integral se necesita un molino, que puede ser desde uno pequeño manual hasta otros industriales modernos.

La harina integral contiene todas las sustancias del grano y es mucho más beneficiosa para los seres humanos. Incluso, el pan integral resulta más digestivo gracias a la fibra.

Los granos de cereales se deben secar previamente. Sobre todo para matar algún moho o bacterias que puedan haber crecido en él. Lo ideal es dejarlos a pleno sol por lo menos una mañana entera.

Cuando se muelen los granos la harina no debe calentarse pues perdería su agradable sabor. Debe conservar una temperatura natural.

Molinos

Históricamente existen 4 tipos de molinos

  1. Molino de muelas. Con dos discos de piedra o muelas, una de las cuales gira sobre la otra. El grano pasa entre las dos y es machavcado, saliendo por un orificio dispuesto en los bordes externos (la volandera). Este tipo de molino se puede encontrar eléctrico o mecánico también. Muelen muy bien la harina, y dependiendo del tiempo que se esté moliendo, sale más o menos fina.
  2. Molino de placas. Una placa de acero con estrías gira sobre otra placa plana y fija.
  3. Molino de martillos.
  4. Molino de cilindros. Estos son más difíciles de conseguir.

Moler al modo antiguo

Otra opción para moler es este mortero antiguo, sistema utilizado actualmente en países del tercer mundo y con el que logran moler los granos de cereales a base de golpear verticalmente el recipiente con el palo del mortero.

Molino de muelas

Mortero de la antiguedad.